El hombre de la prosa (en offside)


Demasiado adelantado, extremadamente rápido quede fuera de juego y no hubo compañeros que me lo adviertiéran, o que acaso me dijeran, que se trataba de un unipersonal.

Como Kamikaze, me entregue sin mediciones, sin cálculos y sin proyectos al abismo y quede en offside. Me crei mi invento, me inyecte mi cura, sin la más mínima prueba empírica. Como galgo al conejo, como agua a la rejilla, como nafta al fuego, como mar a la arena, como paracaidista al suelo, como hambre al alimento, sin reflexionar, sin raciocinio, sin contexto. 

Dicese del "des-esperado", como el que carece de la posibilidad de aguardar, pues así fui al anzuelo.

Fuera de la raya, obvio, me encontré jugando solo y con los espectadores idos. Esta bien, acepto que me maneje por el límite y, cada tanto, sabia que me iba a caer, pero me convencía que nadie lo veía y que la situación de cornisa era momentánea. Me equivoque, desbarranque ciego, creyéndome razones y, con el sol, advertí la falta definitiva y final.

Como jugador ansioso por jugar, apenas pisé el campo me esguince el tobillo, corrí más que la pelota, era defensor, arquero y delantero, y, lo peor, ni siquiera había empezado el partido.

Ahora, que salgo de los vestuarios, con magullones que nadie me infringió, con un cansancio que nadie provocó, con un fracaso que yo solo corone, desde la soledad de la cancha, me buscó las respuestas y como ladrón en la casa vacía, abró los cajones de mi conciencia a tientas y desparramando importancias, voy en busca de la constancia que acredite una puta razón.

Me marcaron offside, que declararon fuera, sin sentencia, ni abogados, ni juicio, ni acusación. No puedo evitar reírme de ese destino, mientras se pierde mi auto en los caminos del regreso, antes que se vaya el trencito, ese que dicen que solo pasa una vez.

"El hombre de la prosa"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, muy buen articulo!!!

Anónimo dijo...

muy bueno.

silvana.